7 Estrategias para el ascenso profesional

7 Estrategias para el ascenso profesional

Toda persona que desee impulsar el desarrollo profesional en el ámbito de los negocios debería trazar una estrategia para alcanzar un crecimiento a nivel personal y en la trayectoria de su carrera.

Ya sea que te encuentres en una fase inicial, de acceso al mercado laboral, como si ya te encuentras trabajando en la empresa ideal y deseas escalar posiciones para desempeñar cargos de mayor rango, es vital desarrollar una hoja de ruta clara y con una serie de acciones definidas para que puedas estar más cerca de cumplir tu objetivo.

¿Cuáles son las estrategias más recomendables para potenciar tu carrera profesional? A continuación te damos algunas de las pautas imprescindibles.

Mejores estrategias para potenciar el ascenso profesional

La situación personal de cada profesional puede ser distinta. Sin embargo, debemos manejar el tiempo de forma racional y con un objetivo claro, si no queremos desviarnos mucho de nuestras metas.

Veamos algunas de las estrategias de ascenso profesional que puedes aplicar, dependiendo de cuál sea tu situación.

1. Hacer prácticas en empresas de reconocido prestigio

Una de las estrategias que te permiten posicionarte en el mercado desde el principio es enriquecer tu currículo con prácticas profesionales como parte de un proceso de aprendizaje continuo en empresas de reconocido prestigio.

No importa que al principio la remuneración no sea elevada, o que el tiempo de duración de dichas prácticas no se extienda en el tiempo, siempre y cuando puedas utilizar las prácticas como trampolín para poder trabajar en empresas similares en el futuro. Este tipo de prácticas puede ayudarte a desarrollar tus soft skills para seguir avanzando de cara a los próximos años.

Enriquecer tu currículo te permitirá ganar posiciones en los procesos de selección, optar a las empresas de prestigio en las que te gustaría trabajar y desarrollar en éstas tu carrera profesional.

2. Hacer un máster MBA en una institución reconocida

Existen muchas empresas que sólo van a contratar profesionales que tengan una formación de prestigio. El camino más idóneo para poder trabajar en estas empresas empieza por desarrollar un Máster MBA, que te proporcione unos conocimientos, competencias y habilidades con las que puedas desempeñar funciones de relevancia en un puesto de trabajo en el tipo de empresa en la que te gustaría trabajar.

El MBA te sitúa por delante de muchos profesionales que tengan tu misma formación universitaria, y además te da la oportunidad de ascender o promocionarte en tu empresa, en caso de que ya estés trabajando. Muchas empresas, de hecho, financian total o parcialmente los máster de sus empleados, con vistas a que puedan desempeñar funciones de dirección en el futuro.

3. Documenta tus méritos

Muchos profesionales se limitan a cumplir con los objetivos de productividad que les marcan las empresas. Pero lo ideal si quieres dar un paso más allá y destacar como profesional en tu sector es que te marques tus propios objetivos, con intención de poder mostrar unos resultados solventes que puedan generar confianza en un futuro.

No es lo mismo presentarse a una entrevista de trabajo, señalando que has trabajado en una empresa determinada, que indicar que durante el tiempo que estuviste en esta empresa ayudaste a incrementar las ventas en un 7%. Lo mismo ocurre si quieres promocionarte en la misma empresa en la que te encuentras: puedes utilizar tus méritos como argumento para participar en procesos de reclutamiento interno.

También debes desarrollar tu currículum destacando de manera detallada las responsabilidades que has asumido, durante cuánto tiempo, métricas en las que hayas influido, o recomendaciones de clientes o compañeros de trabajo junto a los que hayas trabajado. LinkedIn es sin duda una herramienta ideal para este objetivo.

Infografía - Estrategias para el ascenso profesional

4. Plantéate metas en el largo plazo

Hay puestos de trabajo en el ámbito de dirección de un departamento que no los va a ocupar un perfil junior, como es lógico. Necesitas acumular experiencia y demostrar compromiso, productividad y capacidad de adaptación a lo largo de varios años hasta que quede un puesto vacante en el que puedas postularte.

Lo ideal es que te plantees metas a corto y largo plazo. Cuando empieces a trabajar en una empresa, comprueba si realmente existen posibilidades de ascenso. A veces puede ser más conveniente llegar a ser director de departamento en una empresa de menor tamaño que desempeñar un puesto más de auxiliar en una empresa mayor, pero con pocas posibilidades de crecimiento.

5. Marca tus líneas rojas en el calendario

Toda carrera profesional debe desarrollarse por fases. Si el tiempo pasa indefinidamente y no logras tu objetivo, tendrás más dificultades para alcanzarlo conforme avance el tiempo.

En primer lugar, es esencial estar seguro de que te encuentras en la empresa adecuada, en un lugar que sintoniza con tus valores y en el que te gustaría ocupar un puesto directivo determinado. En caso de que no lo veas claro, puedes plantearte un cambio en tu trayectoria profesional, ya sea buscando oportunidades en otras empresas, o bien creando tu propio proyecto de negocio.

En cualquier caso, debes tener claro cuándo ha llegado el momento de dar un salto en tu carrera profesional. No es conveniente mantenerse en un mismo puesto si no ves posibilidades de lograr tus metas. Tampoco debemos dejar de lado las nuevas oportunidades que nos puedan surgir durante el proceso.

6. Aprende a negociar 

Si quieres desarrollar una carrera profesional de éxito, vas a tener que pasar por el despacho de Recursos Humanos en más de una ocasión. O incluso hablar directamente con directores de departamento en los que vayas a trabajar, ya sea dentro o fuera de la oficina, siempre que hayas logrado una reunión, ya sea presencial o por videollamada.

En cualquiera de los casos, debes aprender a negociar para conseguir los mejores resultados en lo que se refiere a escala salarial y puestos de responsabilidad en la empresa. Destacar tu conocimiento del sector, experiencia y méritos será un factor clave para influir en la decisión de quienes deben ascenderte en tu empresa.

7. Amplía tu red de contactos profesionales

Ampliar tu red de contactos profesionales, tanto online como offline, te permitirá buscar posibilidades de crecimiento empresarial, aunque para ello tengas que trabajar en una empresa distinta en la que estás.

No debemos dejar pasar las oportunidades que puedan surgir, ni perder ocasiones para hacer networking, ya que nunca se sabe lo que puede pasar en el futuro. Muchos profesionales se limitan a cumplir con sus obligaciones, sin tener una visión clara de sus metas, lo que les hace descuidar los contactos profesionales como un elemento valioso en su carrera profesional.

No caigas en este error y mantén una actitud proactiva en lo que respecta a establecer relaciones con personas de tu ámbito que puedan abrirte nuevas puertas.